Desarrollo y Emprendimiento

Por qué este blog? Porque he dedicado mi vida profesional a aportar al desarrollo económico de Chile estudiando qué medidas ayudarían más al crecimiento y la equidad, y publicando lo que he ido descubriendo. Ahora quiero aprovechar esta tecnología para ampliar el diálogo con otros sobre este tema.

Mi foto
Nombre: Ernesto Tironi
Ubicación: Las Condes, Santiago, Chile

Economista, empresario y educador (1947). Profesor Ingeniería Industrial Universidad de Chile, Asesor y Director de Empresas y de Sociedades del sector Educacional. Ex embajador ante Naciones Unidas y Gerente General de CORFO.

lunes, julio 03, 2006

Sobre lucro en la educación

En el debate que las protestas de los estudiantes han generado, varios sectores han señalado que la causa de la mala calidad de la educación chilena es su “orientación al lucro”o “al mercado” (Comunicado del “Frente Social de la Educación y OPECH”, 14/06/06; Declaraciones del Colegio de Profesores y Dirigentes Secundarios de la ACES). ¿Qué significa esto? ¿Qué consecuencias tendría aceptar ese postulado? ¿Cuán verdadero es? ¿Cuál es la evidencia y relación causal que lleva del lucro a la mala calidad educacional?

Primero es necesario sincerar que esa crítica apunta fundamentalmente a cuestionar la existencia de colegios particulares subvencionados. No a los pocos particulares pagados, como el Grange o San Ignacio. Intenta deslegitimar el sistema que permite que haya colegios de propiedad de privados (la mayoría de ex profesores o de sociedades) que imparten educación a 1.500.000 alumnos, cerca de la mitad de los estudiantes chilenos. Puede no cuestionarse específicamente que existan, pero sí que operen recibiendo una subvención del Estado o pública de $ 30.000 por alumno al mes. Se apunta al menos a eliminar esa subvención y que el Estado gaste esa suma para administrar directamente más colegios públicos, presuntamente dependiendo del Ministerio de Educación como era antes de 1980.

La línea argumental sería la siguiente: uno, hoy gran parte de la educación se imparte en colegios particulares subvencionados con fondos públicos; dos, la educación en Chile es mala; por lo tanto, tres: si el Estado gastara directamente esos fondos daría una mucho mejor educación. Dudoso que esto pasara un curso de lógica, pero veamos cada argumento.

La primera afirmación es cierta. Es además crecientemente cierta. En efecto, ha ido subiendo mucho el número de alumnos que se educa en Colegios Particulares Subvencionados (CPS). De 32% en 1990 a como 40% el 2005. Del aumento de matrícula entre esos años (como 780,000 alumnos), cerca de dos tercios ha sido satisfecha o cubierta gracias a la ampliación o construcción de nuevos colegios particulares subvencionados. La minoría de los nuevos alumnos recientes fueron a colegios públicos. Lo importante es preguntarse porqué ocurre eso si reciben la misma subvención por alumno que los colegios públicos. ¡Ah!, responden los “Anti-lucro”: eso ha ocurrido porque los CPS “engañan” a los apoderados con propaganda y apariencias, como ponerles nombres en inglés a los colegios. Lo que no ven (o no dicen) es que la matrícula de esos colegios sube porque los padres y apoderados los eligen. Una encuesta reciente a apoderados mostró que 70% de ellos con hijos en colegios municipales están insatisfechos con éstos, mientras que sólo 50% lo están entre quienes tienen a los suyos en particulares subvencionados. Otra mostró que el 49% preferiría que su hijo(a) fuera a un CPS y sólo el 12 % preferiría uno público. Entonces es a los apoderados a quienes deberían culpar y a quienes se castigará si les quitan la opción de elegir entre colegios públicos y particulares igualmente subvencionados. A quienes se castigará más será a los chilenos de clase media. Son los que están incluso dispuestos a pagar una mensualidad adicional para que sus niños se eduquen mejor.

Veamos la segunda afirmación: la educación en Chile es mala. Como dos quintos de los colegios son Particulares Subvencionados entonces estos deben ser malos. Pero la evidencia disponible no muestra que los CPS impartan una peor educación que los públicos cuando se comparan bien; es decir cuando se comparan colegios equivalentes y con un nivel socio económico análogo de los alumnos. Hay unos pocos colegios públicos de elite, como el Instituto Nacional, con mejor desempeño que los CPS, así como otros con peor desempeño en sectores de extrema pobreza. Pero los CPS atienden principalmente a la clase media, y en ese segmento superan a los públicos.

Pero yendo al punto de fondo, y aceptando que tenemos deficiencias en calidad, lo central es que eso no es responsabilidad principalmente de los colegios particulares subvencionados. Ellos no definen solos las materias que enseñan, ni forman los profesores que contratan. Esto es más responsabilidad del Ministerio de Educación, del Estado. Los colegios particulares se promovieron para la tarea de elevar la cobertura educacional (número de matriculados). Por eso la subvención se diseñó por alumnos que asiste a clase y no se pusieron requisitos de calidad. Hoy podría ser el momento de cambiar eso y pasar a otra etapa con una subvención superior. Pero los CPS cumplieron con lo suyo. Desde 1990 a ahora se elevó de 80 a más de 90% el porcentaje de niños entre 14 y 17 años en el colegio. Eso significó incorporar como 270,000 alumnos adicionales a la enseñanza media. Como tres cuartos de ellos se incorporaron gracias al aporte de matrículas de los colegios privados subvencionados.

Que el Estado lo haría mejor administrando directamente sus colegios es altamente dudoso. Pero dejemos este tema allí y seamos prácticos y rigurosos. ¿Qué consecuencia tendría aceptar el fin del “lucro en la educación”, es decir, terminar con las subvenciones a colegios particulares y con “el mercado en la educación”?. Primero, significará que se empezarán a cerrar colegios particulares. Tal vez no quedarán profesores cesantes, porque aparecerán parlamentarios promoviendo una ley para que el Ministerio se haga cargo de los colegios. Me salto los conflictos políticos y judiciales que esto último generaría porque no son mi especialidad: los juicios en los tribunales sobre la legalidad de los interventores, sobre si se estaría respetando o no la propiedad privada, si equivale a una expropiación de los sitios, etc. Lo único cierto es que eso llevaría a ideologizar y politizar más el tema que es lo que algunos buscan.

Me limito a consecuencias económicas y educacionales. En el mejor de los casos, la primera sería destinar millones de dólares del presupuesto público a comprar edificios de colegios, en vez de gastar para mejorar la educación (p.ej. becas para mejorar la formación de profesores, sus sueldos, equipamiento, etc). La segunda, sería desperdiciar la capacidad profesional de miles de emprendedores con un valioso know- how en gestión escolar. Sería cerrar por décadas la posibilidad que privados destinen parte de sus ahorros y capital a construir y desarrollar establecimientos educacionales. Y punto final a los préstamos de bancos a privados para educación de cualquier tipo, después de las pérdidas que habrán sufrido.

Y estaríamos hablando de sumas considerables: 4,300 colegios y 3,200 sostenedores. No es muy difícil calcular el capital invertido en colegios particulares subvencionados. Con supuestos conservadores como 1,5 UF por m2 de terreno, como 1,500 a 2,000 millones de dólares invertidos por privados en educación escolar, y con una tendencia ascendente, que ahora empezarían a verse afectados o a descender.

Puede que esto no ocurra en un año o dos. Pero hacia allá es donde hace tiempo que quieren ir muchos y ya han empezado. Pueden lograrlo también poco a poco reduciendo las subvenciones, poniendo más regulaciones, obligando a más becas, discriminándolos en favor de los municipales. No nos engañemos. En la elección de la palabra “lucro” y no otra, hay un intento de descalificar y terminar con privados en este sector de la economía nacional. Aquí se encontró una justificación para comenzar a cambiar el “modelo económico”. Si se tiene éxito aquí, ya seguiremos con los demás sectores cuestionados. Y en esto hay también parlamentarios de la Concertación con el argumento de que son los colegios particulares subvencionados los responsables de los problemas de equidad y calidad de la educación chilena. Una exageración de mi parte, pueden pensar algunos. Tal vez; pero quienes tenemos suficiente memoria recordamos la historia nacional del debate sobre áreas de propiedad y de las descalificaciones. Y sabemos dónde terminan.

¿Hay otro camino? Sí; analizar, sin descalificaciones ocultas, bajo qué condiciones de desempeño escolar entregar subvenciones iguales a colegios tanto públicos como privados. Por ejemplo, los que no alcanzan un puntaje mínimo en el SIMCE se le quita la subvención y se cierran, sean privados o municipales. Y una nueva orientación del Ministerio de Educación centrado en evaluar aprendizaje e informar bien a los padres de lo que cada uno de sus hijos e hijas aprende.
"Publicado en "El Mercurio", Domingo 2 de julio,2006,Cuerpo D, Santiago."

10 Comments:

Anonymous Patricio Del Villar said...

Don Ernesto:

bueno estube leyendo su articulo sobre el lucro en la educacion... bueno no se si se acuerde de mi... soy Patricio EL Presidente D el Centro D e Alumnos Del Colegio Pedro Apostol el cual UD. es uno de sus sotenedores. Me parecio muy interesante lo del lucro en la educacion de chile pero como mejoraremos la educacion en chile si la subenciones son mal ocupadas en los colegios... donde estan los millones de pesos de subenciones??? por que motivo no podemos tener una sala de quimica digna?? o algo mas simple... no es por sacar en cara pero por que tubimos que pasar una sierta cantidad de dinero para comprar un data y los responsables para dar implementos para mejorar la educacion en su propio colegio es responsabilidad de los sostenedores y no del centro de alumnos???

bueno eso queda para comentar... pero no porque hemos abierto los ojos, la politica esta metido en esto....

bueno mucho gusto de ver su blog y no se enoje x lo ya comentado...

nos estaremos comunicando...

adios

Patricio Del Villar
Presidente Del Centro De Alumnos Colegio Pedro Apostol

12:04 p. m.  
Anonymous E.Tironi said...

Gracias Patricio por tu comentario.
Por supuesto me acuerdo de ti y nuestra interesante conversación personal que podemos seguir ahora.
Estoy de acuerdo contigo que no por interesarse en la educación y hacer manifestaciones implica politización del tema. No me refiero a ti ni a miles de estudiantes. Pero sí a unos pocos dirigentes, estudiantiles y de otros sectores, que han saltado a decir que el motivo principal de los problemas es la existencia de colegios particulares subvencionados, lo cual expresan con la intencionalidad descalificadora de que andan sólo buscando "LUCRO". ¿Qué pensarías tu si yo dijera que los estudiants sólo buscan capear clases? ¿O que los profes quieren flojear y por eso se oponen a una evaluación seria y con consecuencias? ¿Ayudaría esa forma de iniciar la conversa para abordar el tema de cómo mejorar la educación? Saludos.

7:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

9:43 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Here are some links that I believe will be interested

1:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Very best site. Keep working. Will return in the near future.
»

2:56 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

I like it! Keep up the good work. Thanks for sharing this wonderful site with us.
»

2:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Excellent, love it! 18 dishwasher frigidaire http://www.generic-paxil-4.info tokyo spirits soccer team need 2000 today andnot payday advance Canada based pharmacies

4:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

What a great site film editing schools

8:32 p. m.  
Blogger ZeDh said...

Me ha parecido muy interesante su analisis y si, coincido completamente con usted, hoy en día se relaciona lucro a un concepto de malo, casi diabólico. Al respecto puedo afirmar que, como yo estudie en un colegio municipal, nos enseñaban poco menos que a odiar a quienes tenían los medios como para pagar una educación subvencionada, quizas este exagerando pero todo el mundo tiene aquella concepción, y tienden a politizarla. Solo puedo agregar que la educación en Chile la hacen alumnos y profesores por igual, la verdad de las cosas mis compañeros en vez de quedarse en una clase de matemática preferían ir a otro lugar, no corresponde decir a que, pero a estudiar no iban. Y los profesores cuando llegaban con ganas solamente hacian clases. Digo esto solamente porque mi experiencia personal reafirma que la educación depende realmente de quién esta implicada en ella. Hoy dia estudio Derecho, y a pesarf de que mi educación fue mala, he podido sacar adelante mi futuro. Mucha suerte y siga adelante. Se despide Antonio.

10:34 a. m.  
Anonymous César P. said...

Estimado, estoy intentando realizar unas estimaciones para evaluaciones económicas en salud y a propósito de un ejercicio teórico no he podido dar con el dato de cuánto es lo que cuesta mantener un colegio estatal durante un año. Tiene Ud. alguna idea?
Gracias!

9:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home